Sistemas de PCI: Protección Pasiva

Protección para estructuras metálicas

En base al tipo de edificio y al riesgo intrínseco del mismo, la estructura portante debe tener la capacidad de ser estable un determinado tiempo ante el fuego. En el caso que la estructura existente carezca de los valores de estabilidad requeridos, debe ser tratada para conseguir dichos valores. Para ello existen soluciones diversas, y su elección dependerá fundamentalmente de la tipología de estructura y el valor en minutos a conseguir. Entre los sistemas más usados para dicha protección nos encontramos con la proyección de mortero, las pinturas intumescentes, los paneles de lana de roca y el recubrimiento con placas de fibrosilicatos.

Todos ellos son válidos siempre que hayan sido ensayados para las condiciones requeridas  y su elección dependerá del coste y el tipo de acabado estético que se quiere presentar.

Sistemas de compartimentación (franjas de encuentro)

Otro gran grupo dentro de los sistemas de protección pasiva son los elementos para la sectorización, tanto entre naves colindantes como para partir en sectores en un mismo edificio. De entre las soluciones para sectorizar más utilizadas nos encontramos con las divisorias y trasdosados con placas de fibrosilicatos, el recubrimiento de conductos con paneles de lana de roca o placas de fibrosilicatos, la proyección de mortero en forjados de chapa colaborante y los falsos techos continuos resistentes al fuego.

Sellado al paso de instalaciones

Cuando determinadas conducciones atraviesan paredes que delimitan un sector de incendio, debe garantizarse que por el hueco de paso de éstas el fuego no atravesará un sector hacia el otro. Para ello deberá sellarse todos estos huecos con productos que han sido diseñados y sellados a tal efecto. De entre los más comunes: las compuertas cortafuego para conductos de ventilación y climatización, las rejillas intumescentes de ventilación, las masillas y almohadillas  intumescentes al paso de cables y los collarines para tuberías de material plástico. Al igual que sucede con los elementos para protección de estructuras y sectorizaciones, es vital que estos sistemas de sellado dispongan de ensayo normalizado para el uso que se le quiere dar.

Puertas cortafuego

Todas las puertas que estén en un tabique que esté delimitando un sector de incendios deben tener también propiedades de resistencia al fuego. Cuando una puerta o tabique móvil debe estar permanentemente abierta para el desarrollo de la actividad, ésta debe estar sujeta mediante un electroimán al sistema de detección de incendios que garantice que en caso de siniestro se cierre de forma automática. Como cualquier elemento de protección pasiva, las puertas deben estar ensayadas según las normas correspondientes, justificando el valor de resistencia de las mismas.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si continúa navegando o pulsa el botón "Aceptar" dará el consentimiento a la instalación de dichas cookies. Uso de cookies.